La exposición al sol en horas inadecuadas y la falta de precauciones necesarias pueden causar al envejecimiento prematuro y al cáncer de piel.

Clave 1: No exponerse al sol entre las 10 y las 16 horas. Cuando la sombra de tu cuerpo sobre el piso sea más corta que tu estatura, el riesgo solar es alto. Por el contrario, si la sombra es mas larga que tu estatura, el riesgo es bajo.

Clave 2: Usar protector solar a partir de 30. Se debe aplicar cada 30 minutos antes de exponerse al sol y reaplicarse cada 2 horas y luego de salir del agua.

Clave 3: Usar ropas oscuras, de trama apretada ya que frenan el pasaje de rayos nocivos. Usar lentes con filtro solar y gorro que genere sombra sobre el rostro y cuello. Tip: Actualmente hay disponible ropa con fotoprotección, así como también sombrillas.

Clave 4: Mantenete bien hidratado.

Clave 5: Protege especialmente a niños y ancianos, recuerda que su piel es más sensible. Los niños pueden exponerse al sol de los 6 meses en adelante y debes utilizar el protector solar que indique su pediatra ya que otro tipo de protector podría ocasionar alergia en su delicada piel.

Tomando las precauciones necesarias, nuestro cuerpo se beneficia del sol.