El futuro de los autos electrónicos, el Quant 48VOLT

El futuro de los autos electrónicos, el Quant 48VOLT

Hay una compañía suiza llamada NanoFlowcell que lleva años hablando de una revolución en la conducción de vehículos eléctricos. La empresa ha confirmado la presentación durante el Salón del Automóvil de Ginebra 2017 de su último prototipo, el Quant 48Volt, que eleva el concepto de eléctrico a un nivel superior.

Hablamos de una batería de flujo que permite 1.000 kilómetros de autonomía y un motor de 770 CV que alcanza los 300km/h con una distribución inteligente de la potencia. Lo que le hace especial es que su batería dista de ser convencional, ya que este modelo cuenta con una tecnología de pila de combustible electrolítico.

El concepto fue patentado por la NASA en 1976: la idea era encontrar una forma más eficiente de almacenar energía para los viajes espaciales. De esta forma, se llegó a la utilización de las baterías de flujo. ¿Cómo funcionan? En las baterías de flujo, la energía es almacenada a través de electrolitos líquidos, que son básicamente agua con sales metálicas.

NanoFlowcell afirma que un kilogramo de este líquido es capaz de almacenar 20 veces más energía que un kilogramo de las baterías convencionales y cinco veces más que las de ion-litio.

Cuenta con unas prestaciones muy a tener en cuenta: cada una de las baterías tienen 140 kW que permiten 1.000 kilómetros de autonomía con cada depósito y pasar de 0 a 100 en 2,4 segundos. El líquido con el que se llenan los tanques es inocuo: no es ni inflamable ni tóxico ni se precisan de grandes presiones durante el proceso y el posterior almacenamiento, y además el procedimiento de llenado es similar al de un coche convencional.

Fuente Motorpasión

Debate por uso de herbicidas

Debate por uso de herbicidas

Dewayne Johnson, Julio de los Santos y Joni Guillermo. El nombre y rostro del primero –un jardinero de una escuela estadounidense– figuró por medios de todo el mundo hace algunas semanas, cuando una jueza en Estados Unidos condenó en un fallo inédito a la empresa Monsanto a pagar US$ 289 millones por no advertir a Johnson y a otros consumidores sobre los riesgos de cáncer que tenían sus herbicidas (Roundup) a base de glifosato, la sustancia activa más usada en el mundo para este tipo de productos.

Johnson fue diagnosticado en 2014 con linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer que surge en los linfocitos y el jurado de San Francisco entendió que los herbicidas de Monsanto contribuyeron “sustancialmente” en la enfermedad terminal del jardinero. En cambio, los casos de los uruguayos De los Santos y Guillermo no recorrieron portales alrededor del mundo, pero ambos enfrentan enfermedades crónicas producto de la interacción descuidada con glifosato.

Según el Servicio de Salud Ocupacional del Banco de Seguros del Estado (BSE), De los Santos, de 43 años, padece de neumonitis por hipersensibilidad por exposición a contaminantes químicos y orgánicos. Al extrabajador de Arrozal 33, que ofició como herrero durante cuatro años en un poblado industrial cercano a la laguna Merín, el agroquímico le cayó sobre su piel mientras limpiaba un mosquito (fumigadora de tiro que funciona sobre la tierra). Hoy De los Santos padece fibrosis pulmonar, se le agrandó el corazón por la sobreexigencia de sus pulmones y se volvió diabético, por lo que depende de la insulina.

Un estudio del Espacio Interdisciplinario de la Universidad de la República –realizado entre 2011 y 2013 – denominado Los trabajadores arroceros de la cuenca de la laguna Merín: análisis de su situación de salud, sostuvo que existe una percepción de prevalencia de los trabajadores del arroz en cuanto a accidentes y enfermedades referidas al sistema osteomuscular, al sistema respiratorio, la piel, zoonosis y sensoriales.

Según el documento, existe una real inquietud de los trabajadores, personal sanitario y de la población en general sobre la relación entre la utilización de herbicidas (el glifosato es el más usado en cultivos de arroz y de soja) y determinadas patologías como cánceres, malformaciones y otras alteraciones endocrinológicas.

Sin embargo y a pesar de que un estudio de 2015 de la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer, parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó el glifosato como probablemente cancerígeno, ante la falta de estudios en Uruguay coexisten en la actualidad dos bibliotecas al respecto, sobre todo en lo que tiene que ver en exposiciones a microdosis, lo cual no ha sido comprobado.

Sobre este punto, la directora del Departamento de Toxicología, Amalia Laborde, explicó que en el país en realidad se trabaja con una mirada del uso de agroquímicos en general, dado que la exposición de las personas es a múltiples plaguicidas sobre todo en los procesos agropecuarios, por lo que es muy difícil atribuir el diagnóstico de una enfermedad o de diferentes síntomas a un solo producto.

Por su parte, el director general de Servicios Agrícolas del MGAP, Federico Montes, dijo a El Observador que los casos complejos que aparecen son por malos usos y subrayó la necesidad de usar protección ante un insumo que es riesgoso . “Es una sustancia peligrosa y como tal, te tienes que proteger porque mal usada te perjudica”, explicó.
Montes recalcó en este sentido la importancia de trabajar en las buenas prácticas agrícolas y señaló que el ministerio lleva adelante una fuerte apuesta a la capacitación: trabajar en cómo se usa, protección, tamaño de la gotas y cuánto es adecuado implementar.

En tanto, el profesor adjunto de la sección Bioquímica del Instituto de Biología de la Facultad de Ciencias, Claudio Martínez Debat, dijo a El Observador que en Uruguay no hay posibilidad real de hacer estudios sobre la presencia de glifosato por razones “económicas, políticas y estratégicas”, por lo que dado que Brasil y Argentina están en la misma región con sistemas de producción iguales, la tesis que maneja su equipo de trabajo es que la situación es la misma que en esos países, donde hay mayores estudios realizados.

En la OMS el glifosato está en la categoría 2A, como sustancia probablemente cancerígena. La carne roja, el mate caliente y el café ocupan la misma categoría.

“Hay datos basados en más de 850 artículos reunidos en lo que se llama la Antología toxicológica del glifosato (Argentina), que establecen que la situación a nivel de afectación de la salud y de lo medioambiental de ese herbicida está presente en todos los lugares donde se ha buscado. En el agua de lluvia, en los alimentos, en los ríos e incluso en la sangre y orina de las personas. La toxicidad del glifosato pasa por varios niveles, que puede ser aguda o crónico, y aunque es una especulaciòn sostener que es cancerígeno a nivel de microdosis, no es el centro de la cuestión. El glifosato es tóxico y este juicio en EEUU lo acaba de probar a nivel del ser humano”, apuntó Martínez Debat.

Una de las voces del medio agropecuario que más ha reclamado en el mismo orden ha sido la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU), que en los últimos años ha registrado un porcentaje muy alto de glifosato en las mieles producidas en el país, si se toma en cuenta el máximo permitido por la Unión Europea (50 partes por billón). Esto implicó que el mejor comprador en términos de volumen y precio que tenía Uruguay de ese producto, Alemania, pasara de comprar el 90% de la producción a cerca del 15%. De 191 muestras enviadas para ser analizadas en el exterior de la última zafra apícola, el 71% superó los niveles aceptados de glifosato.

Un juez federal de Brasil suspendió el pasado 3 de agosto el uso de productos que contienen el agroquímico glifosato, hasta que el gobierno revalúe su toxicidad.

Según un informe de la SAU presentado ante la Comisión de Salud del Parlamento, “prácticamente todos los alimentos que ingiere la población con una dieta occidental contienen residuos de glifosato (miel, carnes de aves y mamíferos, lácteos, cervezas, vinos, alimentos derivados de los cultivos tratados con glifosato, etc.)”. Y agrega que esta contaminación ha llegado incluso a los “alimentos orgánicos”.

“El Ministerio de Ganadería ha actuado en forma omisa y negligente en cuanto a la habilitación de los registros de los agroquímicos. No se entiende cómo en nuestro país no existe una estrategia preventiva frente a los daños en la salud de este tipo de sustancias”, cuestionó en referencia a ese punto el presidente de la SAU, Ruben Riera.

El tsunami sojero

Como país agrícola-ganadero, la economía uruguaya se sustenta en gran medida por lo que es producido en el medio rural y las divisas que entran a través de las exportaciones, que en gran parte también permiten sostener buena parte de las políticas públicas y de desarrollo que lleva adelante el país.

El boom del precio de la soja –llegó a valer más de US$ 500 la tonelada– a nivel mundial sustentado en gran medida por la demanda China, llevó a que este cultivo sea la vedette de la agricultura uruguaya hasta el día de hoy.
Los beneficios de la utilización de agroquímicos fueron tan notorios que el modelo de producción agropecuario comenzó a priorizarlos y en los últimos 17 años las importaciones aumentaron al doble. De acuerdo a datos de

Aduanas, en 2014 se importaron 15 mil toneladas de glifosato, mientras que en 2004 habían entrado al país 9.554 toneladas del herbicida. Para Montes, esto implicó que se pasara de no tener casi agricultura a plantar soja en áreas donde no correspondía, que además tomó desprevenidos a los controles, lo que provocó “un montón de problemas”.

Según la perspectiva de la cartera, hubo un pico de demanda del agroquímico de 2012 a 2014, pero después hubo una baja violenta. “Cuando la soja dejó de valer US$ 500 se acabó la locura. Y los grandes desastres aparecieron durante ese período. Ahora pasamos a un punto de equilibrio en donde se planta en donde se tiene que plantar y nadie va a producir soja en áreas donde no corresponde como pasó. En pos del aumento de la productividad hubo un exceso en el uso que además provocó el aumento de la maleza resistente. Es el principio básico de la agronomía el que debe imperar, en relación a rotación de cultivos y manejo de suelos. Vale la pena retomar esa línea”, dijo Montes.

Sin embargo, otra de las voces más críticas que por estos días acapararon medios uruguayos para referirse al glifosato, fue el integrante del Centro Latino Americano de Ecología Social, Eduardo Gudynas, que reclama por una cambio de postura por parte del MGAP y de los agentes del desarrollo rural, “que insisten en seguir promoviendo el herbicida, en minimizar las denuncias de sus impactos, y en asumir que bastan los manuales de buenas prácticas para controlarlo”.

En diálogo con El Observador, Gudynas manifestó que se están “viendo los crecientes problemas de contaminación ambiental, los serios riesgos en la salud pública y como la opinión pública internacional cada vez desea menos alimentos con glifosato, que en cualquier momento podría desembocar en barreras sanitarias a las exportaciones del país, como ocurrió con la miel”.

En la misma línea, Martínez Debat dijo que hay que empezar a discutir el paquete tecnológico asociado al sistema de agroproducción, y considerar de una vez la agroecología como opción. “El glifosato tiene los días contados y su prohibición va a venir como un reguero en todo el mundo. El modelo tal cual está planteado no es sustentable. La pregunta es: ¿cuál es la propuesta alternativa que tiene la industria para esto?”, se preguntó el académico.

Las Cifras

En 2012 fue publicada una cartilla para trabajadores del arroz, en la cual se alerta sobre riesgos, formas de prevención y reglamentación sobre la salud en ese trabajo.

166 denuncias por mal uso de agroquímicos hubo en Uruguay en 2017, según datos del MGAP. El 50% de las faltas constatadas se debió a derivas fuera del área de aplicación.

8.000 demandantes están ahora involucrados en el juicio contra Monsanto en Estados Unidos, número que aumentó en casi 3.000 querellantes luego de la sentencia a favor de Dewayne Johnson.

5 años fue el tiempo por el que prolongó a fines de 2017 la Unión Europea la licencia del glifosato, después de que 18 países votaran a favor y que algunos, como Francia e Italia, lo hicieran en contra.

Fuente El Observador

79ª Expo San Carlos 2018

79ª Expo San Carlos 2018

Como todos los años, Renovables del Este apoya a la Expo San Carlos y vamos a estar con un stand para atender a todos nuestros clientes, productores rurales de la zona e interesados. Vamos a estar exponiendo todas nuestras soluciones integrales para el campo y la ciudad como paneles solares, bombas de agua solares, calentadores solares, climatización de piscina, purificadores de agua, ablandadores de agua, cinta de riego a baja presión, luminaria solar y pararrayos.

Compartimos el programa de la Expo de los próximos días para que esté informados.

PROGRAMA 79a EXPO SAN CARLOS 2018

Jueves 18 de Octubre
8 a 12 HS Entrada de Reproductores Bovinos y Ovinos
Jurado de Admisión y Mínimo Nivel de todas las razas.
10:00 a 11:30 HS Ingreso de Ovinos para Ovinpíadas. Organizadas por SUL, Central
Lanera, CALAI y CALIMA.
11:00 HS Inauguración del Nuevo Galpón.
13: 00 HS Ovinpíadas. Organizadas por SUL, Central Lanera, CALAI y CALIMA.
17: 00 HS Charla sobre el tema “Ovinos en los Olivos”. Organizada por Calima a
cargo de Ing. Agr. Javier Barrios e Ing. Agr. Agustín de Freitas.
17: 30 HS Charla sobre el tema “Alternativas para el control de predadores en
ovinos” organizada por Calima a cargo del Ing. Agr. Marco García Pintos.
18: 30 Hs Entrega de premios de Competencia de Destreza.
19:00 HS Charla a cargo del Plan Agropecuario sobre el tema “Mejora en
sostenibilidad y competitividad de la producción ganadera”.
Dictada por el In. Agr. (M.Sc.) Gonzalo Becoña.

Viernes 19 de Octubre
08: 00 A 13:00 HS Ingreso Ovinos para Concurso de Corderos. Organizado por SUL,
Central Lanera, Calai y CALIMA.
09:00 HS Jurado de calificación de Bovinos raza Hereford.
11:00 HS Jurado de calificación de Ovinos todas las razas.
13:30 HS Jurado de Jóvenes raza Aberdeen Angus.
14: 00 HS Visitas por parte de alumnos de las escuelas de la zona.
14:00 HS Demostración de trabajos con ovinos: perros adiestrados e implementos de
nueva generación. En predio de la Escuela Agraria. Organiza SUL, Central
Lanera, Calai y CALIMA.
14:30 HS Jurado de calificación de Bovinos raza Aberdeen Angus.
15:30 HS Jurado de calificación de Bovinos otras razas.
19:00 HS Cuarto Remate por Pantalla de Vientres Seleccionados y Lotes Generales.

Sábado 20 de Octubre
09:00 HS Ingreso de Equinos a Morfología Caballos Criollos.
10:00 HS Concurso de Stands.
12:00 HS Entrega de premios a Cabañeros (Salón de Actos)
15:00 HS Continuación Morfología Caballos Criollos.
15:00 HS Inauguración Oficial de la “79a Exposición Ganadera e Industrial”
15:30 HS Ventas de Ovinos y Bovinos.
19:30 HS Remate de Caballos Criollos.
Actuaciones en el escenario:
18:00 HS Grupo de Danzas “Gitanas”
18:30 HS Grupo de Danzas “Volaré”
19:00 HS Taller de Danzas del Instituto Educativo Carolino. Taller de Danzas del Liceo
No 2 y Academia “Faraonas”.
20:00 HS Dúo Los de Siempre.
20: 30 HS Estampas del Sur.

Domingo 21 de Octubre
9:00 HS Actividad de la Agremiación de Caballos Criollos de Maldonado.
Actuaciones en el escenario:
16:30 HS Compañía de Danzas “Ballet Fusión”
17:00 HS Grupo de Danzas “Showling”
17:30 HS Grupo de Danzas “Los Azoreños”
18:00 HS Grupo de Danzas “Raíces Gauchas”
18:30 HS Rogelio Correa.
19:00 HS Chino Hernández.
20:00 HS Dúo Turcatti Pereira.

 

Productores y organizaciones agropecuarias fueron beneficiadas por el Ministerio de Ganadería

Productores y organizaciones agropecuarias fueron beneficiadas por el Ministerio de Ganadería

El llamado “Más agua para el desarrollo rural” dispone de 15 millones de dólares, con posibilidad de financiamiento no reembolsable del 80 % a productores familiares y del 50 % a los de pequeña y mediana escala, y un monto máximo para cada caso de 8.000 dólares. La Dirección General de Desarrollo Rural benefició, desde 2015, a 7.000 emprendimientos, por un total de 60 millones de dólares, precisó su titular, José Olascuaga.

El Ministerio de Ganadería, a través del llamado “Más agua para el desarrollo rural”, convoca a organizaciones rurales, para que se constituyan como agentes territoriales de desarrollo rural, y a productores agropecuarios, a fin de que presenten proyectos productivos de suministro y distribución de agua.

La Dirección General de Desarrollo Rural es la entidad responsable del llamado cuyo plazo de entrega permanecerá abierto hasta el 22 de este mes. Para presentar proyectos prediales, el plazo estará vigente desde el 3 de diciembre hasta el 30 de abril.

“Los agentes territoriales serán los articuladores de la asistencia técnica necesaria para promover la innovación tecnológica, el uso responsable de los recursos naturales y la adaptación al cambio climático”, dijo Olascuaga a la Secretaría de Comunicación Institucional.

En la oportunidad, se valorarán especialmente las propuestas que fomenten la incorporación de mujeres y jóvenes al proceso de gestión organizacional y a los proyectos prediales, así como las que acerquen productores que no hayan recibido apoyo de la dirección.

Para ello, se “cuenta con financiación del Banco Mundial, cuyo monto dependerá de la demanda”. “En principio tenemos previsto una reserva de 15 millones de dólares para intervenciones”, explicó el funcionario.

Agregó que hay capacidad de respuesta para todas las iniciativas técnicamente adecuadas que desarrollen proyectos productivos de suministro y aprovechamiento del agua para la producción y mejora de la calidad del agua.

La posibilidad de financiamiento no reembolsable es del 80 % para productores familiares y el monto máximo de intervención puede totalizar hasta 8.000 dólares. Para quienes no integren la lista de productores familiares, pero se dediquen al trabajo como pequeños y medianos, el porcentaje de ayuda económica puede alcanzar al 50 % de la intervención.

La Dirección General de Desarrollo Rural benefició, desde que asumió el gobierno de Tabaré Vázquez, en 2015, a 7.000 productores y organizaciones en todo el territorio uruguayo, por un monto aproximado de 60 millones de dólares. “Hay un camino hecho que es bastante importante, por lo cual no todo está mal en el sector agropecuario”, calificó Olascuaga.

Fuente: presidencia.gub.uy

La energía más prometedora proviene del océano

La energía más prometedora proviene del océano

Las posibilidades que ofrecen los mares son rentables y están listas para ser implementadas a gran escala.

El potencial de las tecnologías que aprovechan la energía de los océanos es más prometedor para hacer frente a los desafíos del cambio climático que el de las terrestres, según los autores de un estudio publicado hoy en la revista científica “Frontiers in Marine Science”.

En el artículo, los investigadores identifican “la energía renovable basada en el océano como la opción más prometedora”.

“Pese al incipiente papel de los océanos en la regulación climática, este tipo de soluciones han recibido relativamente poca atención comparada con las soluciones terrestres”, indica el equipo liderado por el doctor Jean-Pierre Gattuso, del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS).

Aún así, reconoce los inconvenientes de gobernabilidad vinculados a estas opciones y destaca que los mayores beneficios se alcanzarán si se combinan operaciones locales y globales mediante la cooperación política.

El grupo formado por una veintena de científicos de todo el mundo lamenta que pese a que el océano permite eliminar cerca de un 25 % de las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono (CO2) no se hace suficiente análisis sobre qué intervenciones funcionarán mejor para reducir el impacto.

Los investigadores evaluaron trece medidas locales y globales divididas en cuatro categorías: la reducción de la concentración atmosférica del CO2, el aumento de la radiación solar reflejada en el espacio, la protección de ecosistemas marinos y los impactos del cambio climático.

“No solo los parques eólicos marinos, la energía de las olas y otras energías renovables oceánicas tienen un gran potencial para reducir las emisiones de carbono, sino que también son rentables y están listas para ser implementadas a gran escala”, subraya Alexandre Magnan, coautor del estudio.

Algunas de las medidas sugeridas en el artículo son la restauración y conservación de la vegetación costera, como las marismas salinas y las praderas de pastos marinos para mejorar la captación de CO2, o neutralizar la acidez del océano agregando materiales alcalinos.

Esta última es muy efectiva pero poco factible por su potencial impacto en la vida marina, según las conclusiones del estudio.

Otras posibilidades, como la fertilización del océano con hierro para estimular la floración de fitoplancton “es difícil de implementar y regular”.

“El potencial de las opciones basadas en los océanos es muy alto y depende de la capacidad de las sociedades, desde el nivel local hasta el internacional, para decidir la combinación correcta de medidas”, zanjó Magnan.

Fuente: Montevideo Portal

El Acuífero Guaraní se ve en peligro de contaminación por las perforaciones que está haciendo Uruguay

El Acuífero Guaraní se ve en peligro de contaminación por las perforaciones que está haciendo Uruguay

En la sesión del miércoles, la Cámara de Diputados de Entre Ríos aprobó por unanimidad de sus miembros, un proyecto de resolución del diputado provincial, Alberto Rotman (Cambiemos), por el que se expresa “profunda preocupación por el comienzo de perforaciones en la vecina República Oriental del Uruguay que se están llevando a cabo en la localidad de Cerro Padilla, Paysandú y una posible nueva perforación en Cerro Chaga en Salto” que contaminarían el Acuífero Guaraní.

“Estas perforaciones tienen autorización de la dirección nacional de Medio Ambiente de ese país, para llegar, en principio, hasta 1.400 metros de profundidad o sea que estas perforaciones deben pasar y atravesar el Acuífero Guaraní que se encuentra a una profundidad variable, generalmente cercana a los 1.000 metros, peligrando ciertamente su contaminación”, explicó Rotman en su iniciativa.

“Esta gigantesca reserva mundial de agua dulce está en nuestro suelo, en nuestro país y es nuestra obligación indelegable cuidar esta riqueza de las posibles contaminaciones que nosotros, los seres humanos, podemos producir por acción u omisión. En el caso que hoy nos ocupa, la perforación de pozos que pasarían a través de Acuífero en busca de petróleo tienen peligro cierto de que esta riqueza actual y futura sea contaminada”, señaló Rotman.

Luego recordó que las funciones de los acuíferos “son las de almacenar agua dulce, producir agua para el consumo humano, funciones industrial y agropecuario (función productora), suministrar agua para mantener los cursos superficiales, alimentar de agua a esteros y otros humedales, evitar inundaciones, absorbiendo el exceso de agua de las lluvias intensas , almacenar agua como reserva estratégica para épocas de escasez de lluvias y proveer el agua subterránea como fuente de energía eléctrica o térmica, entre otros aspectos. El agua de la que se abastece cerca del 64 % de la población de la región Litoral no está a la vista, sino que se encuentra varios metros bajo tierra. A una profundidad mayor que los reservorios que se utilizan para extraer agua de consumo, se encuentra una de las reservas más grandes del planeta, el Acuífero Guaraní que últimamente ha cobrado trascendencia. Su aprovechamiento se multiplicó y a la par se manifestó la ausencia de información oficial y la preocupación por su conservación”.

El Acuífero Guaraní se reabastece con el agua de las lluvias que penetra en las fisuras de las rocas en las áreas de afloramientos en una cantidad de cerca de 80 Km3 de recarga por año, que es el volumen de agua que podría ser utilizada constantemente. En algunas regiones, la presión natural hace que el agua surja sin necesidad de bombeo, pudiendo alcanzar un caudal de 300 litros/segundo.

Abarca en la Argentina unos 225.000 kilómetros cuadrados de extensión, 840.000 kilómetros cuadrados en Brasil (en ocho estados), 71.700 en Paraguay y 58.500 en el Uruguay (en total 1,2 millones de kilómetros cuadrados). El agua dulce es y será una de las riquezas más importantes del mundo. Brasil es el país mejor posicionado: tiene 56 mil kilómetros cuadrados en ríos; el 12 por ciento del agua dulce del planeta y el 53 por ciento de América del Sur, y la mayor parte de esta riqueza proviene del Acuífero Guaraní. Este acuífero es una de las reservas de agua dulce de calidad, más grandes del mundo, con sus 45.000 Km³ de agua podría abastecer a la población mundial durante 200 años (teniendo en cuenta un consumo de 100 litros al día per cápita).

El agua subterránea representa una cantidad 30 veces mayor. El área del Acuífero Guaraní está concentrada en las zonas de producción agropecuarias más importantes de cada uno de los cuatro países y abarca una población aproximada de 24.000.000 habitantes. Según la Secretaría General del Proyecto Acuífero Guaraní, la extensión del mismo es de 1.190.000 Km, de los cuales en el territorio paraguayo están ubicados 70.000 Km, correspondiendo una parte al área de recarga y otra parte está confinada por los derrames de la Formación Alto Paraná (40%).

Estudios realizados han revelado que las aguas del Acuífero Guaraní todavía están libres de contaminación. Sin embargo, considerando que el área de recarga coincide con importantes áreas agrícolas brasileras y paraguayas, donde se utilizan intensamente plaguicidas, serán necesarias medidas urgentes de monitoreo y reducción de la carga de agrotóxicos, para evitar la posible contaminación del mismo con esos agentes contaminantes.

Fuente: Diario del Sur Digital

Consecuencias en Uruguay

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) aplicó una multa de más de 50.000 dólares a la empresa Schuepbach Energy Uruguay por un derrame de lodo con productos químicos, mientras perforaba en busca de petróleo en Cerro Padilla, en Paysandú.

La sanción impuesta por la Dinama fue de 1.500 Unidades Reajustables (1,6 millones de pesos), dijo en Informativo Carve Raúl Viñas, del Movimiento “Uruguay Libre de Megaminería”.

Viñas informó además que hubo un segundo derrame de lodo con productos químicos, que ocurrió en diciembre pasado y fue en el segundo pozo.

En ese entonces se vertieron por una fisura unos 220.000 litros de sustancias químicas que terminaron en el subsuelo en la zona del Acuífero Guaraní, aseguró el ambientalista que accedió al documento de Medio Ambiente.

La Dinama ya solicitó un informe externo para evaluar posibles daños a la reserva natural.

El acuífero necesitará entre 80 y 100 años para recuperarse si se constata que hubo contaminación, indicó Viñas.